201409.01
0

El Delta V

Delta V Abogado para accidentes de trafico granada¿Que es el Delta V?

En los últimos años se ha producido una gran cantidad de casos fraude a las compañías y otros tantos que se han quedado en intentos, más de 150.000 casos según los datos recogidos por el servicio de estadísticas y estudios del sector de seguros en España, lo que supone pérdidas millonarias para las aseguradoras.

Se trata de un problema grave al que las aseguradoras están intentando poner fin. El fraude o intento de fraude más común es el fraude en las lesiones causadas como consecuencia de un accidente de tráfico, y dentro de estas las lesiones cervicales, son sin duda las más frecuentes. Este tipo de lesiones son conocidas con el anglicismo “whiplash injury”, y son causadas al aplicar fuerzas de aceleración y desaceleración bruscas sobre el cuello, generando el conocido como “síndrome de latigazo cervical”.

Las compañías aseguradoras han puesto en el punto de mira los esguinces cervicales causados en los accidentes de tráfico, y más en concreto los que tienen su origen en accidentes a baja velocidad. Para ello se ha estandarizado el uso de informes de biomecánica, a través de las cuales determinar si es posible saber si  el accidente ha podido provocar la lesiones que se refieren.

El Delta V en los Informes de Biomecánica

La base de estos informes es el conocido Delta V, se llama así en física general a la variación de la velocidad a la que experimenta una persona o un vehículo antes y después de un impacto. Con esta fórmula se intenta medir un coeficiente de aceleración-deceleración para determinar la velocidad del impacto y si a esa velocidad es posible que se puedan producir daños significativos o lesiones personales.

Ahora bien, el problema no es solo determinar la velocidad a la que se produjo el impacto, el problema principal es establecer el umbral a partir del cual un impacto puede causar lesiones. La bibliografía es inmensa existiendo estudios que fijan ese umbral en 2 km/h y otros que lo elevan hasta llegar a 8 km/h, la polémica está servida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *